Mientras lo asaltaban pedía que lo mataran uno de los ladrones era su hijo

Breve resumen:

clarín
60%
fiestas
40%
salón
40%
plata
40%

El dueño de un salón de fiestas había sufrido el robo de 600.000 pesos a manos de cuatro encapuchados. Ayer la causa tuvo un giro inesperado. Mientras lo asaltaban pedía que lo mataran: uno de los ladrones era su hijo. Alfredo Ortega en su salón de …
de origen Clarín.com
leer más…

Mas noticias

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*